Los ciclistas piden pista en El Palmar
 

Este parque nacional entrerriano, en la ribera del río Uruguay, ofrece tres senderos exclusivos para ir en dos ruedas

 

  • Los visitantes tienen a su disposición 24 bicicletas nuevas para cansarse de pedalear
  • Las palmeras yatay, de más de 300 años, son las anfitrionas

 

 
 
 
 

 

 

UBAJAY, Entre Ríos.- Tres senderos exclusivos para ciclistas esperan la visita de los amantes del paisaje con aire tropical que ofrecen aquí las palmeras yatay y la selva en galería del Parque Nacional El Palmar, en la ribera del Uruguay.

Las autoridades habilitaron el mes último 24 bicicletas, donadas por Telecom al Estado, para disfrutar a pleno del oasis entrerriano. Primero gratis, como promoción, y luego poruna tarifa accesible.

Tres guías son los encargados de acompañar a quienes quieren desafiar estas ondulaciones y se animen a las canteras de canto rodado, para explicarles las características de la flora y la fauna, y evitar extravíos no aconsejables en las 8500 hectáreas del parque.

Los tres circuitos de arena, pasto rasurado o tierra vinculan el camping y el comedor, junto al río, con los ámbitos más atractivos y agrestes, entre los que no faltan La Glorieta, un mirador de novela, y unas ruinas jesuíticas.

La extensión del paseo dependerá de los pulmones de cada uno, pero por las dudas las 24 bicicletas todo terreno están equipadas con casco, mochila, botiquín y cantimplora, todo un equipo para hacer apacible y segura la marcha a campo traviesa.

El pastizal, característico de la zona, se muestra a la vera de los senderos con carpinchos, chanchos salvajes, guazunchos, lagartos, mulitas, vizcachas, comadrejas, zorritos, martinetas, gallinetas, cardenales y culebras. Unos aparecen con frecuencia durante la siesta, otros con la caída del sol, y todo en un mundo de palmeras que se hace infinito, a 250 kilómetros del puente de Entre Ríos con Zárate.

Hay otros sitios privados para visitar, repletos de palmeras porque las yatay se extienden hacia el arroyo Yuquerí, en el Norte, y mucho más rumbo al río Gualeguay, donde se mixturan con el algarrobo, el ñandubay y sus primas, las caranday, esas palmeritas montieleras de corazón tierno y fibra fuerte , según el chamamé de Linares Cardoso.

Durante la excursión por El Palmar uno puede detenerse en la proveeduría del camping, en busca de agua caliente o mercaderías al paso. Otra opción es el restaurante La Cosquilla, con una curiosa o inesperada ambientación cinematográfica, y si busca precios basta recorrer 6 kilómetros hacia el Norte para elegir algún parador en Ubajay, esta pequeña localidad de apenas 2000 almas que los lugareños llaman el pueblo . Aquí también se puede pernoctar.

Paseos cercanos

Hay más alternativas. Una de ellas es viajar media hora hacia el Sur para ingresar, por 3 pesos, en el complejo de las termas de Colón, provisto de 10 piletas de agua dulce a 38 grados de temperatura. Otra, elegir un lugar entre una docena de campings a la orilla del río Uruguay, o uno de los balnearios que no perdieron su belleza en estos días aunque con playas más estrechas que lo habitual, a causa de cierta creciente extemporánea.

Colón es, en Entre Ríos, la ciudad turística por excelencia; tiene historia en esto por el favor de las arenas que regala el Uruguay. La vida allí no se agota en las playas y las termas. Mates, quenas, tapices, esculturas en algarrobo, piedras pulidas y mil artículos únicos pudieron apreciarse del 10 al 18 del mes último en la Fiesta Nacional de la Artesanía, que se desarrolló, como todos los años, en el parque Quirós, de Colón.

A sólo 10 minutos de Colón, hacia el Norte, conviene visitar la casona centenaria que abriga el museo histórico regional de la Colonia San José, abierto todos los días, con excepción de los lunes. Vida y obra de los inmigrantes suizos del cantón de Valais, franceses de Saboya e italianos de Piamonte, llegados a mediados del siglo XIX, están condensadas allí, en una muestra inusual, reorganizada gracias al patrocinio de las fundaciones YPF, Antorchas, Bunge y Born y el Fondo Nacional de las Artes.

Tirso Fioritto

Datos útiles

Cómo llegar: viajando hacia el Norte por la ruta nacional 14, El Palmar está a 380 kilómetros de Buenos Aires, y 60 kilómetros al norte de Colón. Hay que entrar a mano derecha.

 

  • En ómnibus: el pasaje de ida y vuelta, desde Retiro hasta El Palmar, cuesta 50 pesos.

    Entrada: 5 pesos por persona. Los menores de 12 años y los jubilados pagan la mitad, y los menores de 6 no abonan.

    Carpas: el camping con proveeduría, agua caliente, baños y parrillas junto al río cuesta 4 pesos por noche para una carpa. Más información: los guardaparques atienden por el 03447 493049; restaurante interno, 03447 493031. Secretaría de Turismo de Colón: 03447 421996.
     
  • La Nación, 16-03-01