Algunos baños valen por muchos años
 

Centros para combatir el estrés

 
 
 
 

 

 

Colón. Complejo termal con diez piscinas, tres de ellas cubiertas, con temperaturas de 33° a 40° C. Los lugareños consideran que este recurso es "reconstituyente para el agotamiento psicofísico" y lo recomiendan para balneoterapia y aplicaciones terapéuticas como agua de bebida. Profesionales cubanos realizaron análisis de calidad y aplicación de las aguas termales en Colón y comprobaron que el líquido posee factores especiales como el radón-222, cuyos efectos sedantes, analgésicos, antiespasmódicos y reguladores del tono vegetativo son muy útiles en afecciones como asma bronquial (nunca en período agudo) y bronquitis asmatiforme, según el informe divulgado.

Concordia. Es la segunda ciudad de la provincia con 160.000 habitantes, rodeada de forestales y citrus, cerca del lago de Salto Grande y la empresa hidroeléctrica binacional. Su complejo termal Vertiente de la Concordia en un parque de 25 hectáreas de eucaliptos y pinos tiene cinco piscinas, dos de ellas cubiertas, con aguas 38° y 43°C. No faltan allí los circuitos llamados ecológicos y las cabalgatas.

Chajarí. Llamada Ciudad de Amigos, fuerte en el citrus y nueva en la recepción del turismo, posee un complejo con 5 piscinas a la vera de la ruta nacional 14, con 40 hectáreas parquizadas.

Villa Elisa. Con 6 piletas termales de hasta 41°C, una de ellas cubierta, es el centro turístico de aguas termales saladas más cercano a Buenos Aires, a 360 kilómetros. Cuenta además con un predio de 41 hectáreas y un lago artificial donde puede practicarse actividades náuticas (pedalines y botes), caminatas y bicicleta. Con camping, restaurante, proveeduría, y bungalows, esta ciudad está completando con la actividad turística su clásica vida agrícola.
 

La Nación, 25-10-02