El Palmar de Colón, un paisaje de ensueño.
 

El río Uruguay lleva siempre a buen puerto. Un paseo imperdible a través de 8500 hectáreas pobladas de palmeras y de amigables animales silvestres.

 
 
 
 

 

 

Elegido el corredor del río Uruguay, se continúa hacia el Norte por la ruta nacional 14 hasta arribar a Gualeguaychú, ciudad que no sólo ha alcanzado gran prestigio por sus famosos carnavales y su casino, sino por la belleza de su río sinuoso y de aguas tranquilas, especial para la práctica de todos los deportes náuticos.

A ello se agrega la posibilidad de alimentar a los simpáticos animalitos de la granja Itapeby, ordeñar las vacas, o pasear en pony (0446-22939) o visitar el zoológico El Sirirí, que reúne una interesante colección de animalitos autóctonos.

Y antes de que caiga la noche, por qué no tomarse unos tragos en Skorpio -confitería de estilo Casapueblo, creación del artista Carlos Páez Vilaró-, cautivado por la imponente vista del río Uruguay, el Puente Internacional General San Martín, la vecina ciudad uruguaya de Fray Bentos y las extensas playas de fina arena del balneario-camping Ñandubaysal (0446-23298).

"La histórica" o "La culta", como suele llamarse a Concepción del Uruguay, posee numerosos monumentos históricos nacionales que vale la pena conocer: el Colegio Superior del Uruguay Justo José de Urquiza, primera escuela laica del país, la Basílica y Mausoleo del General Urquiza, la Plaza Ramírez o la casa donde vivió "el Supremo Entrerriano", pero sobre todo el famoso Palacio San José, donde residió Urquiza.

A esto se suma el encanto de alojarse en Santa Cándida, otra imponente residencia de tipo palaciego (802-9364), o bien verla desde el río a bordo del catamarán Lobopé.

Si se continúa hacia el Norte se llega a la pintoresca villa de Colón, donde la oferta turística va desde un tratamiento de recuperación en un hotel internacional (328-8499), divertidos paseos en un bote neumático y trekking por las tupidas islas de arena o un sobrevuelo en un hidroavión ultraliviano por el majestuoso Uruguay (328-3932).

También resulta refrescante una visita a la Caba§a La Capilla, donde los más peque§itos podrán apreciar ejemplares exóticos y de la fauna autóctona.

Tanto el Molino Forclaz como pueblo Liebig y el Museo Histórico de la Colonia en San José son símbolos del esfuerzo de aquellos inmigrantes europeos que llegaron a estas tierras a mediados de siglo pasado. A partir del sábado 1ß de julio, la Fiesta Provincial de la Colonización invadió las callecitas de esta última ciudad, culminando con los encantadores desfiles de trajes típicos el domingo 9.

Una escapada hacia el centro de la provincia conduce a Villaguay, donde se podrán compartir sus artesanías en cuero crudo, mimbre, chala de maíz, lana cruda y la tradición de su gente de campo.

El Palmar, imperdible

De nuevo en la ruta nacional N° 14, la visita al Parque Nacional El Palmar es imperdible. Constituye uno de los sitios más paradisíacos del planeta, donde peque§os senderos nos invitan a internarnos a pie, mountain bike o en vehículos por las 8500 hectáreas pobladas de bellísimas palmeras yatay y amistosas iguanas, vizcachas, ñandúes, carpinchos, nutrias y lobitos de río. Está abierto las 24 horas, todos los días, y cuenta con camping privado, restaurante y centro de interpretación (Telefax 045-90586).

Muy cerca, la peque§a localidad de Puerto Yeruá ofrece buenas oportunidades para los que gustan de la pesca, en tanto que en Concordia, segunda ciudad de Entre Ríos y Capital Nacional de la Citricultura, se destacan las ruinas del castillo de San Carlos, donde vivió Antoine de Saint Exupéry, autor de "El Principito".
 

La Nación, 02-08-96